El implante ideal

escaner bucal

Gracias a la radiología tridimensional, podemos planificar de antemano el implante dental ideal y más seguro para cada caso.

Nos colocamos en la pantalla de planificación de implantes. En esta pantalla ubicamos el “ratón” en el área en la que queremos colocar el implante.

Ahí vemos el hueso de la zona (altura, grosor, densidad, cercanía de estructuras nerviosas, dentarias, etc) y escogemos el tipo de implante. El programa dispone de más de 200 tipos de implantes, nosotros sólo usamos unos 30.

Aquí os mostramos algunos ejemplos:

escaner bucal
escaner bucal
escaner bucal
escaner bucal

Una vez seleccionado el tipo de implante concretamos las características del implante:

FORMA

Las formas de los implantes varian mucho, pudiéndo ser cónicos o de paredes paralelas. La forma también puede variar dependiendo de la plataforma protésica. En algunos casos nos interesa colocar uno cónico pero de plataforma más ancha.

LONGITUD

Como es lógico, en general, nos interesa colocar implantes largos para que soporten con más fiabilidad las fuerzas de oclusión.

Se sabe que la longitud efectiva de trabajo son 10 mm. Las medidas más habituales son de 10, 11.5 y 13 mm. Nosotros disponemos desde implantes denominados “minis” de 5mm, hasta largos de 15 y 18 mm.

DIÁMETRO

Podemos planificar el implante escogiendo su diámetro (grosor) dependiendo del hueso disponible y la distancia o hueco entre diente y diente.

escaner bucal

Y por último determinamos en la imagen real la posición, profundidad y orientación del implante seleccionado.

Ahora, igual de sencillo es colocarlo en la realidad. La seguridad y certeza en nuestro procedimiento es máxima. Y además, en el 85% de los casos podemos hacerlo sin cirugía.