Aplicaciones

Las imágenes 3D han abierto realmente una nueva dimensión en el mundo de la odontología y especialmente en la implantología.

Las principales aplicaciones de la radiologia tridimensional son:

  1. Valoración del hueso: donde irán los implantes. Con la imágenes que obtenemos valoramos con toda seguridad la disponibilidad de hueso donde haremos los tratamientos. Valoramos la cantidad, forma y calidad del hueso.
  2. Valoración de estructuras anatómicas: Con las radiografía 3D podemos escoger el implante más adecuado a cada situación.

Estas posibilidades de diagnóstico y planificación se traducen clínicamente en:

  1. Colocar el implante más adecuado en cada situación.
  2. Poner los implantes sin cirugía. En un 85% de las situaciones no es necesario hacer incisiones, ni dar puntos. Con un pequeño orificio en la encía se puede colocar el implante ideal. Esta intervención apenas dura 10 minutos.

La radiologia tridimensional también tiene otras aplicaciones en: ortodoncia, endodoncia, cirugía de cordales, odontología general, cirugía ortognática. Como esta website está especializada en los implantes, no nos detendremos en estas otras aplicaciones.

Valoración del hueso

La principal aplicación de la radiología tridimensional es el análisis de las estructuras óseas de los maxilares.

Con el equipo de radiología de la clínica dental tenemos un conocimiento exacto de la calidad y la morfología del hueso.

Para colocar los implantes dentales es fundamental saber cómo es el hueso donde se van a colocar y cual es su anatomía.

Cantidad y forma del hueso

Con las radiografía panorámicas (ortopantomografías) sabíamos sólo, y de forma aproximada (debido al factor de magnificación que tienen), cuánto hueso había en altura y longitud, pero no en anchura.

Con las imágenes 3D sabemos exactamente la altura, el ancho y el grosor del hueso donde hay que colocar el implante,así com la orientación adecuada respecto al hueso y otras estructuras anatómicas.

radiologia tridimensional escaner bucal para implantes dentales

Imagen transversal donde apreciamos  la longitud, el grosor y la forma del hueso. En este caso, estamos planificando la colocación de un implante en esa zona.

Conocer el grosor de hueso es un dato imprescindible para colocar el implante más adecuado: en huesos finos colocaremos implantes estrechos  (de 3,0 o 3,25 mm de ancho) y en huesos gruesos colocaremos implantes más anchos (de 4 o 5 mm de diámetro).

Calidad del hueso

Dependiendo de la densidad ósea podremos hacernos una idea de las fresas que hemos de usar para hacer el lecho del implante y también valoraremos si el hueso de una extracción previa se ha regenerado y está suficientemente maduro para colocar el implante.

radiologia tridimensional escaner bucal para implantes dentales radiologia tridimensional escaner bucal para implantes dentales

En éstas imágenes, podemos apreciar con la ayuda del círculo naranja la diferencia entre la densidad del hueso en un punto determinado y en otro más denso y más propicio para la colocación del implante.